Comunidad Santa Julia

Historias más allá del vino

"En Bodega Santa Julia estamos comprometidos con cada decisión que tomamos para cuidar la calidad de nuestros vinos, la gente con la que trabajamos y el mundo en el que vivimos. Somos una gran familia de apasionados por nuestra tierra, nuestras uvas, nuestro vino."  Julia Zuccardi.

Bodega Santa Julia en Mendoza tiene propósitos comunes a otras viñas como lo son elaborar vinos de calidad, innovar y trabajar en total armonía con el medio ambiente; pero hay un propósito muy particular que la hace especial y única: El de ser útil y servir a la comunidad de la cual forma parte.

Desde sus comienzos se trabajó constante y firmemente en todas las zonas de influencia de la bodega para desarrollar proyectos educativos, deportivos, recreativos y culturales que incluyan y beneficien a los empleados y sus familias.

Tips La Bottega

La línea Santa Julia, es el perfecto regalo para las personas apasionadas por una buena causa.

Centro Cultural:

 

En Finca Santa Rosa y Maipú cuentan con un Centro Cultural en el cual trabajadores y no trabajadores de la bodega pueden gozar de diferentes actividades: Salón de usos múltiples, centro de cómputo con internet, gimnasio y biblioteca.

 

Desarrollo Local:

 

Se promueven proyectos productivos que generan oportunidad de crecimiento tanto en la comunidad como a cada persona que los integra.

Para ello, cuentan con dos talleres de costura totalmente equipados, donde trabajan y desarrollan su actividad mujeres de la zona (esposas de empleados); quienes producen parte de la ropa y demás necesidades que solicita la empresa, además de tener clientes externos.

El fin de estos proyectos es que todas las emprendedoras cuenten con un espacio de desarrollo personal y económico.

 

Educación:

 

Trabajan en promover proyectos que generen oportunidad de finalización escolar a sus empleados y familias. Cuentan con educación escolar primaria y secundaria en sus Fincas. Además trabajan de manera coordinada con las Escuelas cercanas a la empresa tanto en Maipú, Santa Rosa como en El Valle de Uco.

Cuentan con Jardines maternales en donde los empleados mientras trabajan pueden dejar sus niños al cuidado de docentes. Asisten más de 15 niños en cada establecimiento desde los 45 días de nacidos hasta los 10 años.